CIRUGÍA DE PATOLOGÍA TESTICULAR

La patología testicular es muy importante, ya que al ser accesibles a la observación y palpación por parte del paciente, puede descubrirla y hacer una consulta precoz.

Además al no ser bien conocidas, en ocasiones son motivo de alarma injustificada y otras no se le da la importancia que realmente tienen.

A continuación se reflejan las patologías testiculares más frecuentes:

hidroceleHIDROCELE:

Consiste en una acumulación de líquido, generalmente transparente, entre el testículo y la membrana que lo recubre (denominada vaginal).

Suele ser poco o nada doloroso, aunque puede molestar si es grande. Es un proceso benigno. Se diagnostica simplemente palpando. También colocando una fuente de luz (linterna) en su parte posterior y comprobando que el haz de luz lo atraviesa, lo que denominamos transiluminación positiva. También puede diagnosticarse mediante ecografía.

Pese a su benignidad suele aconsejarse su tratamiento quirúrgico con anestesia, local, raquídea o general, ya que es el único medio para solucionarlo. La estancia sanatorial suele ser de 1 día.

varicoceleVARICOCELE:

El varicocele consiste en la dilatación de las venas del cordón espermático que llegan al testículo.
Se pone de manifiesto, porque se notan más abultadas en posición de pie y casi desaparecen al acostarse, por reflujo de la sangre.

Casi siempre se localizan en el lado izquierdo, por razones anatómicas de esas venas.
Suelen presentarse en niños y adultos jóvenes.
No suele doler, en caso contrario las molestias no son muy intensas.

 

Es una afección benigna, que tradicionalmente no se operaba salvo que fuese dolorosa. Actualmente se tiende más a indicar la intervención quirúrgica ya que puede producir anomalías a nivel del testículo, como un menor desarrollo, o incluso afectar a la producción de espermatozoides, originando una subfertilidad.

 


orquitis ORQUITIS Y ORQUIEPIDIDIMITIS

Es un proceso inflamatorio del testículo o del testículo y epidídimo, conducto que se encuentra por encima del testículo en forma de dedo, fino y que continúa     con el conducto deferente.

 Es una afección frecuente, muy dolorosa pudiendo producir fiebre alta. El testículo se encuentra agrandado y duro.
Puede producirse como complicación secundaria a una infección de orina. Por llegada de gérmenes via sanguinea procedentes de intestino, garganta etc. Infecciones de uretra y cateterismos y sondajes uretrales.
Una causa común en los niños es la aparición de orquitis en el transcurso de las paperas.
Puede ser aguda o crónica.
En el primer caso aparece bruscamente, predomina el dolor y la inflamación. Si se mantiene en el tiempo, sobre todo si el tratamiento no fue el adecuado o el paciente no consultó, puede evolucionar hacia un proceso crónico de larga evolución.

El tratamiento consiste fundamentalmente en antibióticos y antiinflamatorios, siendo importante el reposo en la fase aguda.

criptorquidiaCRIPTORQUIDIA

Significa falta de descenso hasta el escroto de uno o los dos testículos, a partir del nacimiento o poco tiempo después.
Durante la gestación los testículos se originan por debajo de los riñones y van descendiendo progresivamente. Su falta de descenso se detecta en la primera infancia aunque, en ocasiones, por falta de exploraciones o desconocimiento, el diagnóstico se hace mucho más tarde.

Se trata de un padecimiento relativamente frecuente. Es muy importante su diagnóstico lo antes posible, ya que cuanto antes pongamos tratamiento menores serán las complicaciones.

Conforme pasa el tiempo sin que haya descendido, el testículo va perdiendo su desarrollo y la posibilidad de formar espermatozoides, por eso la insistencia en el diagnóstico precoz.

Tratamiento

Se trata hormonalmente con gonadotrofina coriónica, consiguiendo en alguna proporción de casos su descenso. Cuando esto no ocurre es necesario recurrir a la intervención quirúrgica, consistente en liberar el testículo, llevarlo hasta el fondo del escroto y fijarlo mediante un punto.
Si hubiésemos comenzado tratamiento hormonal sin obtener su descenso, la intervención operatoria deberá hacerse en pocas semanas después, ya que, aunque el tratamiento puesto no dio el resultado esperado sí servirá para facilitar la operación (al estar los tejidos en mejores condiciones).

Estadísticamente, en el testículo criptorquídico existen posibilidades (aunque poco frecuentes) de desarrollo posterior de un tumor, por ello insistimos en que se trata de un problema que debe ser tratado y controlado tras su tratamiento


torsion-testicullarTORSIÓN TESTICULAR

Consiste en la rotación del testículo, con la consiguiente estrangulación de las venas y arterias del cordón espermático.
Es un cuadro muy serio y si no es diagnosticado y tratado en las 4 primeras horas el testículo sufre daños progresivamente mayores, pudiendo llegar el testículo a atrofiarse.
La torsión es un proceso muy doloroso, de aparición brusca que puede producirse tras un esfuerzo o sin causa desencadenante clara.
El proceso es doloroso, el testículo aparece duro y la piel enrojecida y edematosa.

Debe ser diagnosticado lo más rápidamente posible mediante la palpación, ecografía y doppler. En caso de duda razonable, después de todas estas exploraciones, es preferible intervenir para una exploración quirúrgica que dejar pasar las horas y no establecer un diagnóstico y tratamiento precoz, con lo que los daños serían irreversibles, con la pérdida del testículo.

Quiero resaltar que con mucha frecuencia y desgraciadamente el diagnóstico se suele retrasar, a veces en muchos días. Las causas son la tardanza en consultar o un diagnóstico incorrecto.

tumor-testicularTUMOR TESTICULAR

Existen varios tipos de tumores, con distintos tipos de malignidad o agresividad.
Suelen aparecer en la juventud, y se manifiestan por un aumento de tamaño y sobre todo de dureza e irregularidad de la superficie del testículo.
Es fundamental el diagnóstico precoz ya que, cuanto antes se conozca, mayores serán las posibilidades de curación mediante el tratamiento adecuado.
Se diagnostican con la palpación del testículo, ya que aparece con unas características que hacen sospecharlo. Se complementa con analítica, especialmente marcadores tumorales y ecografía.

Si bien el tumor testicular es una enfermedad que reviste gravedad, mediante el tratamiento adecuado, el porcentaje de éxitos con un alto índice de curación es elevado.
Recomendamos siempre el diagnóstico precoz. Hágase ver por su urólogo ante cualquier anomalía